El hándicap asiático: cuándo usarlo y cómo funciona

El mundo de las apuestas es cada vez más grande. Y, aquí, el hándicap asiático no pasa desapercibido.

Porque los mercados son paulatinamente más diversos, empezando por la victoria de un equipo hasta tener la posibilidad de apostar al número de saques de esquina en un partido o por el método mediante el cual se va a anotar un gol (de cabeza, tiro libre, etc.), el hándicap asiático es uno de los reyes en los pronósticos deportivos.

¿Cómo funciona el hándicap asiático?

Aunque te parezca un término muy complejo, el hándicap asiático no es ni más ni menos que apostar a un resultado pero con una ventaja o desventaja. Por ejemplo, si quieres apostar a que el Real Madrid va a ganar con dos goles o más en su próximo partido, sería sinónimo de apostar a que el conjunto blanco va a vencer con un hándicap asiático de -1,5.

Esto se traduce en que, hipotéticamente, el equipo madridista empezaría su partido con una desventaja de un gol y medio, por lo que para vencer esa desventaja o ‘handicap’ (en inglés), debería ganar por dos goles o más.

No obstante, las casas de apuestas han ido evolucionando y por eso hay mucha más variedad a la hora de apostar con un hándicap, hasta el punto de que existan tres tipos de hándicap asiático: los hándicaps enteros, los de media y los de cuartos (donde combinas los dos anteriores).

Hándicap entero

El hándicap entero es similar al de media (como el caso anteriormente mencionado donde el Real Madrid empezaba perdiendo por -1,5 goles), pero hay dos matices y, aquí tienes que prestar muchísima atención, porque este mercado puede variar según en qué casa o bookie hagas las apuestas.

Utilizaremos también el supuesto partido del Real Madrid donde parte con desventaja, pero en este caso, usaremos el hándicap entero -1. Suponiendo que nuestra apuesta haya sido que el Real Madrid vencía con el hándicap -1 y que el resultado final ha sido una victoria del equipo merengue por 3-2, ¿qué pasaría? ¿La apuesta estaría vencida, perdida o sería nula?

En ninguno de los casos esta apuesta sería acertada, ya que ha ganado por un solo gol y en nuestro pronóstico indicábamos que empezaba con un gol de desventaja. Así que en ese caso, el resultado sería empate, pero recordemos que nosotros apostábamos a la victoria.

Y, ahora, para saber si la apuesta entonces estaría acertada o sería nula, tenemos que prestar atención a qué ofertan las casas de apuestas.

En la mayoría de bookies este pronóstico sería nulo (te devuelven el dinero apostado y, en caso de haber hecho una apuesta combinada, es como si no hubiésemos metido en el pronóstico el evento del Real Madrid y las ganancias potenciales disminuyen, pero en ningún caso se pierde el resto de la combinada).

Sin embargo, en otras casas de apuestas, este pronóstico estaría perdido. Y no es que unas lo quieran dar como acertado y otras como fallado, sino que el mercado en estas segundas es diferente.

Y, es aquí donde tenemos que poner mucha atención para no apostar a una cosa diferente a la que realmente queríamos apostar. La diferencia es que en otras casas de apuestas se oferta el hándicap -1, pero en este mismo mercado aparece la posibilidad de empate -1, lo que se traduciría como que el Real Madrid gana exactamente por un gol y esto se denomina handicap europeo.

Si nos fijamos bien, la cuota de la victoria con hándicap -1 es bastante superior cuando aparece la posibilidad de empate (que equivaldría al hándicap -1,5) que otra en un corredor de apuestas diferente donde se devolvería en caso de empate. Por eso, es vital poner atención y asegurarnos de apostar correctamente, en algunas casas de apuestas lo ponen como hándicap de 3 opciones y en otras como hándicap europeo. 

Dentro del hándicap asiático entero, existe la posibilidad de apostar al mercado 0.0, como, por ejemplo, que el Fútbol Club Barcelona vence con el hándicap asiático 0.0.

Este pronóstico es lo mismo que apostar a ganador con empate no válido, es decir, que para ganar la apuesta necesitamos que el conjunto azulgrana venza y, en caso de empatar, la apuesta se nos devuelve.

Esta modalidad es bastante común en partidos igualados y puede ser una buena opción porque estás apostando a un ganador pero te cubres las espaldas en caso de empate y, la cuota es más alta que apostando a una doble oportunidad.

También tienes que ser inteligente, porque algunas veces, la cuota es ligeramente más alta con un HA (hándicap asiático) 0.0 que con el empate no válido y, al fin y al cabo, la apuesta es exactamente igual.

Por eso mismo, si optas por apostar a esta modalidad, es recomendable que contrastes los dos mercados para ver si alguno te ofrece una cuota un poco más alta que la otra, para así obtener un beneficio mayor.

De este mismo modo, también existe la posibilidad de apostar al HA en positivo, por ejemplo, apostar al Real Madrid con un HA +1 en su partido contra el Barcelona. Igual que sucede con el negativo y la posibilidad de empate, aquí también depende de la casa de apuestas.

Pero, en general, si el Real Madrid pierde por un gol, la apuesta sería nula y se nos devolvería (salvo en aquellas en las que se oferte el HA con empate y se nos dé como perdida). Solo se fallaría si pierde por dos goles o más y, si empata o gana, la apuesta estaría acertada.

Hándicap de media

Este tipo de hándicap es el más sencillo y, por ello, uno de los más utilizados. Es el que se comentaba al principio del Real Madrid con HA -1,5. En este caso, para acertar el boleto sería necesaria una victoria de los blancos por dos goles o más.

Igual que sucede con el resto de hándicaps, también se ofrece la posibilidad de apostarlo en positivo. Por ejemplo, si marcamos al Atlético de Madrid con un HA +1,5 frente al Liverpool, le estamos dando a los rojiblancos la posibilidad de perder máximo por un gol o bien empatar o vencer, pero cualquier otra derrota por más goles, supondría fallar nuestra apuesta.

Aquí también se encuentran los mercados +0,5 y -0,5, que significan doble oportunidad y victoria simple, respectivamente.

Es decir, apostar al Betis con HA +0,5 es lo mismo que hacerlo a doble oportunidad, donde acertaríamos con una victoria o un empate de los verdiblancos, del mismo modo que si les apostásemos con un HA -0,5, solo nos valdría la victoria de los béticos.

E igual que sucede con el HA 0.0; aquí también es recomendable que compares con sus respectivos (victoria simple o doble oportunidad), porque las cuotas también suelen ser ligeramente diferentes.

Hándicap de cuartos

Sin lugar a duda, este último es el más complicado, aunque parece más difícil de lo que es. Llevándolo a la práctica, este mercado supone la fragmentación de nuestra apuesta. Por ejemplo, apostamos 20 € al Betis con un HA -0,75 a cuota 2 para su partido frente al Valencia.

¿Y qué significa ese -0,75? Simplemente, significa que de esos 20 € invertidos, 10 € van a ser apostados al HA -0,5 y otros 10 € al HA -1, de ahí que aparezca ese 0,75, que es el número intermedio entre el 0,5 y el 1. Aunque en otras casas de apuestas también se muestra como -0.5, -1,0 en lugar de -0,75.

Suponiendo que hemos hecho la apuesta en una bookie donde si gana por uno y hemos apostado al HA -1 es una apuesta nula (devolución del dinero), la explicación sería la siguiente: al ser una cuota 2 y haber apostado 20 €, en caso de que el Betis gane por dos goles o más, nos la llevamos entera (40 €).

Si gana por un solo gol, nos llevamos 30 € (10 € de beneficio), porque solo hemos acertado el -0,5 y el -1 ha sido nulo. Y si empata o pierde, nosotros fallamos el pronóstico.

También se puede apostar en positivo y minimizar pérdidas: apostamos al +0,75 de nuestro equipo, pero pierde de un gol; solo fallamos la mitad de la apuesta por ese +0,5, la otra mitad se nos devuelve.

En resumen, el hándicap asiático es una buena opción para apostar a partidos donde o bien creemos que va a ser una goleada o bien apostamos a un equipo donde pensamos que no va a perder por muchos goles. Y, también es una buena posibilidad para encontrar una cuota mayor como veíamos anteriormente con el 0.0 o los mercados -0,5 y +0,5.

Este mercado es muy común y prácticamente todas las casas de apuestas lo ofertan, pero hay algunas como Betway o Bethard que tienen buena liquidez y promociones y suponen una posibilidad para empezar a apostar y probar el hándicap asiático.

No es nada nuevo decir que ganar dinero a largo plazo con las apuestas deportivas es complicado, pero sí que es verdad que el hándicap asiático es una opción muy buena para apostar y minimizar las pérdidas.

El hándicap asiático es el punto intermedio entre buscar cuotas altas y minimizar el riesgo, ya que, por ejemplo, apostar a un HA 0.0 supone una cuota bastante mayor que una doble oportunidad y el riesgo de perder es mucho menor que una victoria simple.

Deja un comentario