page title icon La carrera por el título de LaLiga promete ser el partido más reñido de los últimos años



Quizás el único momento en que el optimismo vence al pesimismo de un aficionado al fútbol es el verano. La esperanza es eterna de que los nuevos fichajes encajen como anillo al dedo y que el técnico encuentre la manera de mostrar su versión ideal del equipo sobre el césped. Incluso cuando se hacen predicciones, todos los problemas que plagaron a un equipo la temporada pasada se reducen a la distancia.

En términos de LaLiga es así. Corriendo el riesgo de sonar un poco tonto, parece que la carrera por el título en España se prepara para ser tan reñida como lo ha sido durante varios años.

El Real Madrid se llevó el título de La Liga la temporada pasada después de comenzar a la velocidad del rayo, antes de evitar lo que parecía una caída inevitable. Mientras tanto, Barcelona y Atlético de Madrid perdieron posiciones europeas durante gran parte de la temporada y finalmente no lograron parecer una prueba rigurosa para los blancos.

Hay poco que sugiera que el Real Madrid caerá drásticamente de su forma la temporada pasada, con Aurelien Tchouameni y Antonio Rudiger agregando más profundidad a Los Blancos.

Pero también es cierto que el Real Madrid no retiene un título de LaLiga desde 2008, hace 14 años. A pesar de su éxito sin igual en las competiciones europeas en la década de 2010, la consistencia en España fue la piedra en el zapato.

Sus estrellas más brillantes, Karim Benzema y Luka Modric, están envejeciendo, a pesar de las dudas, y existe la posibilidad de que las lesiones no respeten a los campeones españoles la próxima temporada. La decisión de Carlo Ancelotti de no rotar mucho durante gran parte de la temporada dio sus frutos la última vez, pero si puede repetir el truco dos veces será objeto de mucha discusión.

Independientemente de los argumentos que puedan haber para una retirada de la Champions League, analizar a sus dos probables rivales por el título es mucho más fácil de hacer. Ni el Barcelona ni el Atlético de Madrid deberían sufrir las mismas pésimas condiciones de forma que la temporada pasada.

El entrenador del Atleti, Diego Simeone, espera una recuperación emocional completa, una mejor forma física para sus defensores clave y una recuperación del hambre que los impulsó al título dos temporadas antes.

Barcelona, ​​por otro lado, está en completa reconstrucción, pero tiene prisa por ver algunos resultados. Incluso con una plantilla que carecía de algunas de las cualidades necesarias para luchar por el título, los blaugrana armaron una sensacional racha de 15 partidos sin perder entre enero y abril, coronada por el derribo del Real Madrid por 4-0. Esto, al menos, fue una advertencia de lo que es capaz de hacer el Barcelona, ​​en caso de que lo haga bien.

Todo esto obviamente hace terreno fértil para una conmoción cerebral. Si le gustan sus posibilidades de llamar a dicha carrera por el título, descubra cómo apostar en hollywoodbets simplemente siguiendo el enlace para probar su ingenio contra el resto del pensamiento común. De cualquier manera, en esta etapa inicial, la carrera por el título parece bastante jugosa.



Source link

Deja un comentario